Los expertos han desarrollado un nuevo uso para las terapias CAR-T, logrando sensibilizar a las células T a una característica de identificación diferente: la proteína de localización de células B CXCR5. Para leer esta noticia completa, entra aquí👉 Redacción médica.